domingo, marzo 25, 2007

Post anodino

¿O acaso hay algo más anodino que escribir en un blog acerca de las cuestiones de edición de ese mismo blog? Hoy me tomo esa licencia.

2007: Odisea de la web. El guinõ siempre fue un blog mudo. Este fin de semana estuve tratando de inaugurar el Padofón, pa' escuchar de dofón mientras se lee. Obviamente no era mi idea incluir "She Loves You" o "Satisfaction" (para eso basta el enlace a Google) sino subir una vieja canción de una banda inédita en la que participaba un amigo mío. Eso, pensé, no debería implicar mayores problemas con todas las posibilidades que ofrece internet... Soy un iluso. En mi primera opción, Castpost, me informaron que su capacidad estaba colmada y no aceptaban nuevos archivos; empezamos bárbaro. Radioblog parecía una buena alternativa. Seguí todos los pasos que me indicaban, bajé un pequeño programa, convertí el formato del archivo, etcétera, pero la última de las indicaciones era copiar éste en la carpeta de mi proveedor de internet y yo no tengo proveedor sino una conexión telefónica gratuita. Después de visitar otros sitios igualmente inoperantes encontré un tutorial de Odeo y descubrí que eso era exactamente lo que yo estaba buscando, pero cuando ingresé en la página resultó que ésta había cambiado desde entonces y ahora sólo se pueden agregar a su reproductor archivos previamente subidos a algún servidor de almacenaje, por lo tanto tuve cambiar la orientación de mi búsqueda y el más mencionado de éstos era Fileden. Intenté suscribirme pero invariablemente, cuando clickeaba en el link que recibía por e- mail, me encontraba con un cartel que decía que el mío no era un código válido; por qué el código enviado por ellos mismos no tenía validez es una paradoja que sobrepasa mis conjeturas. Tras varios intentos en ese sentido yo ya había perdido la paciencia y estaba gritándole a mis hijos sin motivo, así que decidí suspender el proyecto pero antes, por si acaso, probé con un tal Musichek y ocurrió que éste no entrega ninguna dirección URL para los archivos; por lo que pude ver (aunque es cierto que a esa altura ya veía muy poco) es una especie de bolsa de gatos en la que se suben anónimamente canciones de dominio público que se amontonan sin ton ni son... No entiendo demasiado de qué va este mundo. En resumen, por ahora, El guinõ seguirá siendo tan mudo como una película de Buster Keaton.

La permanencia de los muertos vivos. Mi lista de enlaces a otros blogs siempre fue muy escueta; para decidirme a enlazarlos no sólo tengo que disfrutar leyéndolos sino que debo sentir algún muy indefinido tipo de afinidad... Algo, por supuesto, completamente subjetivo. Por eso lamenté hace poco tener que eliminar uno de ellos porque, con el cambio de versión de Blogger, se volvió una página para lectores con invitación. La modificación de la columna fija que hubiera implicado el asunto del párrafo anterior me llevó a evaluar la eliminación de otro, cuyos editores hace rato anunciaron su discontinuidad. Suele considerase que la principal característica de un blog es su actualización periódica, y entonces uno que ya no se actualiza se convertiría en un "blog muerto" y se impondría su eliminación; pero a la vez otro atributo importante de los blogs, a diferencia de otros formatos en internet, es su archivo permanente. Teniendo en cuenta la cantidad de usuarios de la web y la cantidad de páginas disponibles y, por lo tanto, la cantidad astronómica de posibles coincidencias entre ambos conjuntos, no me pareció justificable la exclusión de ese enlace por el único motivo de que su última entrada sea antigua; al menos hasta que a algún empleado de la mega- empresa que administra ese servidor se le ocurra regresar a la nada con un simple enter a todos los blogs que lleven determinado tiempo sin renovarse (y por si acaso yo pienso seguir escribiendo boludeces cada tanto). Evalúen esta opinión considerando que mi odisea informática de estos últimos días me llevó a creer que no tengo muy en claro qué es un blog, ni qué es internet, ni qué es siquiera la tecnología actual: Cambio y fuera -ruido de estática-.

5 comentarios:

Grismar dijo...

No me sorprenden tus andanzas infructuosas por la web, suelo chocarme con las más extrañas barreras cuando creía que sería simple. No sé mucho de subir música, sólo de bajarla (pero eso no se dice), pero creo que GoEar es un programa que te permite subir a su servidor temas que tengas en tu rígido y desde allí al blog o página web, más o menos como los sistemas de subida de imágenes. Intenté entrar recién a la página para decirte algo más concreto pero aparece un críptico cartel de "error 48" que no me deja acceder. Quizás vos tengas más suerte.
Si en algo puede servirte mi proveedor (Ciudad) sólo tenés que decirme, que me pases los temas, yo los suba y te pase el link, o algo así, no sé si se podrá, pero, por las dudas, contá con él.
Un beso

Amarah dijo...

Indefiniblemente afín 1+, debo hacer un mea culpa. Si no me equivoco al blog al que te referís, el que debiste quitar de la lista, es Mujeres con Sombrero. El blog volvió a la "normalidad" desde el 11 de marzo, con un post explicativo y de disculpa por ese desagradable "sólo lectores invitados" (Blogger no me daba otra opción de "cierre"). Obviamente nadie puede adivinarlo, ni seguir entrando por meses a un blog cerrado para ver si abrió, y mi costumbre de no-comentarista no es justamente el mejor camino para dar las explicaciones debidas (tanto en el momento del cierre como su reapertura). A veces uno asume absurdamente que los demás "saben" cuando no tienen forma de saber lo que no se les dice.
Te refirieras o no a mi blog, me disculpo por tantas omisiones.
Respecto del aquellos blogs inactivos, yo también me pregunté varias veces si el hecho de tener textos que me parece bueno que otros lean no es razón suficiente, y choca con la idea de "lo blog". No lo sé, es un tema que no tengo claro, ya que encuentro argumentos en uno u otro sentido que me parecen válidos.
Un beso, y aunque Amarah no acostumbre comentar, siempre te leo.

1+ dijo...

Grismar: el "error 48" está relacionado con el "área 51" y eso explica estas extrañas anomalías... Agradezco tu oferta pero por ahora este tema me superó.
Amarah: No hay nada que disculpar y, como ya dije allá, es un gusto volver a leerlas.
Besos a ambas.

Cinzcéu dijo...

Sobre música no puedo opinar porque ni subo, ni bajo, ni nada. En todo caso, para mí una PC es algo que puede usarse con una radio al lado.
La cuestión de qué es un blog me viene interesando desde que leí el primero y tras un par de años de investigación tengo menos respuestas. "Suele considerase que la principal característica de un blog es su actualización periódica", ¿pero de qué periodicidad? He visto algunos muy famosos de hasta diez posts diarios (eso sí, de dos palabras y un enlace, tipo "miren esto") respecto de los cuales la actualización semanal sería un coma profundo y la mensual, la muerte definitiva.
Pero lo más feo de la muerte de un blog son los cadáveres tirados por ahí, restos mortales de criaturas que no han llegado a su segundo post y han fallecido antes de aprender a escribir, pobrecitas.
Tampoco sé qué es internet ni qué es la tecnología actual ni dónde va la gente cuando llueve ni para quién canto yo entonces. En definitiva, un ignorante.
Un abrazo.

vitore dijo...

Alguna vez he colgado en mi blog canciones grabadas por mi o que tengo en un CD legal comprado por mi y no pirateado ni bajado ni subido ni nada; aunque no sé si esto es legal según las mentes que "nos dejan" tener blogs o internets o cosas. El caso es que en su día utilicé Castpost, luego GoEar (que ahora me deja escucharme pero sin reproductor adjunto ¡¿?!). Pero vamos lo que está ahora mismo de moda es una cosa llamada Evoca que a día y hora de hoy funciona. Mañana, Dios y San Google dirán.

Abrazos