viernes, enero 23, 2009

Piña

-Che, tenemos que publicar algo.
-No hay nada.
-Acá hay algo, un pibe le pegó una piña a otro.
-¿Y qué hay con eso?
-El que se la comió se peinaba raro.
-¿...?
-¡Tribus urbanas, Rodríguez! Floggers, emos y todo eso. Le ponemos de título "Lo atacaron por ser flogger".
-¿Es flogger?
-Sos un denso, ¿"por parecer flogger" te gusta más?
-Bueno, dale, ¿cómo empezamos?
-Con un párrafo que diga que fue solamente su aspecto lo que motivó que lo atacaran a golpes.
-¿Golpes? Le pegó una sola piña, se cayó y se desmayó por chocar contra el piso.
-Y bueno, el puño y el piso son dos golpes: una "golpiza". Después seguimos con el mismo tema pero citando la versión policial, aclaramos que la fuente es el comisario porque eso le da más autoridad.
-Pero lo que dice la cana es que el pibe les contó eso... nada más.
-¿Y?
-Que no sabemos qué pasó. Esa excusa es la más fácil, ¿qué le va a decir a la cana: "El sábado me dio guita para que le compre merca, me la tomé y le di aspirina"?
-No podemos poner eso.
-¡Claro que no podemos poner eso! Lo estoy usando como ejemplo, capaz que se curtió a la novia del otro o algo así, ¿vos qué sabés?
-No rompas, Rodríguez, estamos con lo de las tribus. ¿A ver qué dijo la vieja? "El nene se peina raro y es muy boludo, pero buen chico".
-Eso no sirve.
-¡Todo sirve! Adelante le ponemos "la mamá confirmó que le pegaron por flogger", dos puntos.
-¿Me estás cargando? Si copiamos esa frase de la madre todo el mundo se va a dar cuenta que no confirma eso, ni nada.
-¿Pero vos quién te pensás que va a leer esto? A "le pegaron por flogger" lo ponemos en negrita y listo, después de la negrita va cualquier cosa, a nadie le importa.
-¿Y no será mucho?... después de todo fue una piña.
-No te veo futuro en esto, Rodríguez. Cerramos recordando a aquel otro pibe, ese que lo agarraron entre varios y terminó muerto: si vos cerrás el artículo hablando de una muerte, ¿quién va a ser tan hijo de puta como para decir que lo único seguro de todo esto es que un pendejo le pegó una piña a otro?

10 comentarios:

Cinzcéu dijo...

Brillante artículo. Horas después de leerlo recordaba ese "¡Tribus urbanas, Rodríguez!" y me seguía tentando de risa. Un par de comentarios sobre la ¿noticia? de Clarín:
a) Curioso: si te pegan por parecer flogger sos "víctima de la intolerancia", si te pegan por otro motivo sos "víctima de la inseguridad"; luego, los floggers estarían a salvo de la "inseguridad" y junto a otras "minorías" caerían en el amplio espectro de lo "intolerante".
b) La noticia ha debido ir a parar a la sección "Policiales" sólo porque la única voz identificable con nombre y apellido (mediada por otro medio= multimediada) pertenece a un comisario inspector de la cana cordobesa que, apuesto, jamás habló (más multimediación) con el tal Franquito.
Además, se equivoca el redactor de Clarín que verduguea al pobre Rodríguez cuando sugiere que "lo único seguro de todo esto es que un pendejo le pegó una piña a otro". Podría ser que el pibe le tocó el culo a una mina y la piba le surtió flor de trompada; o que el pibe andaba medio distraído o drogado y se dio de nariz contra un poste. Sería entendible, en estos supuestos, que por vergüenza deportiva o seguridad personal le haya contado a la cana que lo surtió un cuartetero tribal.
La yapa: ¿se llamará realmente Franco (14) o será apenas un guinõ editorial del tipo "si el pibe es franco... no le miente a un comisario"?
Buenísimo.
Un gran abrazo.

Nacho dijo...

Me gustó, y me hizo recordar otro.

http://fuckyoutiger.blogspot.com/2004/09/la-siempre-cambiante-cara-de-la.html

Avisen cómo hacen para lograr meter micrófonos en las redacciones, che.

.:. chirusa .:. dijo...

caso1: existe una historia, que no sé si es verídica, donde un pasquín a falta de noticias, inventa una nota sobre un deportista (ponele que de la ciudad de Marrakech) al que le hicieron un trasplante de rostro [la historia la estoy inventando como el periodista, pero viene al caso para dar el ejemplo]
La cosa que como al pasquín vecino le faltaba también una nota, se agarra de la primera y añade que el deportista tuvo un rechazo al rostro trasplantado... y así siguieron contando sobre éste ser que no existía, infinitas historias inventadas, hasta que el que empezó con toda la bola, decide publicar su muerte cuando se dió cuenta que el segundo pasquín se había colgado de su nota...

La historia es más entretenida de lo que yo pude contarla, y tu relato, me la recordó.

(y tampoco me extrañaría que fuera cierta)

Caso 2:
Una "periodista" de un reconocido diario, llama a mi laburo para que mi jefe le de una nota sobre determinado tema. Como mi jefe estaba con muchas cosas y no podía, con su venia le proporcioné el material que yo creí que ella necesitaba.
Al día siguiente salió publicado todo "mi" material como si hubiera sido una entrevista seria. La mina, ni se calentó en chequear si lo que yo le había dado tenía algún rigor científico (esto pasó hace varios años y terminó de confirmar mi completa desconfianza sobre los medios de in-comunicación)


(uh, te hice otro post :D )

SirThomas dijo...

Uno de los análisis más serios sobre el periodismo actual.

Saludos.

PD: El post del link que dejó Nacho está muy bien también jaja.

Fede dijo...

Es apenas una acumulación de pequeños hits del verano: tribus urbanas + inseguridad.
Lo mismo que las casas desvalijadas en la Costa: playa + inseguridad.

La próxima es inseguridad + culos, asíque guarda con el afano de colágeno. ¿Los culochorros, quizás?

Tamara dijo...

EXACTO!

Anónimo dijo...

Ultima foto de "Ghisshe"

De origen muy humilde, cursaba 4° año en la Escuela Industrial de Villa Dolores. En su fotolog, habilitado el 16 de julio pasado bajo el nombre de "Guisshe" decía: "Me encanta sakrm (sic) fotos y posar". Además, allí reveló que le gusta la música electrónica, las películas de Harry Potter y jugar al voley. El 5 de diciembre pasado subió a Internet una foto que ya había subido antes. El pretexto fue anunciar la apertura de otro fotolog. En un mensaje escrito el 26 de noviembre pasado, Guillermo se mostraba feliz: "Loco gane la tetris flogger fest en Mina Clavero Cba.... jazkaz parece q bailo bien!!!". Ayer fue fotografiado por última vez, pero por el forense: la sangre había manchado la camisa amarillo fuerte, la remera blanca que usaba abajo, sus pantalones chupines violeta y las zapatillas de tenis blancas.

1+ dijo...

Anónimo: ¿sos el redactor de Clarín que verduguea a Rodríguez?

Me pregunto (ya que no puedo preguntarte a vos por no haber dejado ninguna vía de comunicación abierta) a qué carajo viene aquí el copy and paste de esta noticia cuando en el último párrafo de mi post critico explícitamente que asociarla con la otra, a la cual se refiere el mismo, es una flagrante impertinencia.

No importa: ya estoy acostumbrado a que nadie lea a nadie y sólo crea haber leído lo que quiso leer o que nadie escuche a nadie y sólo crea haber escuchado lo que quiso escuchar (tengo ejemplos como para varias entradas).

Ah, y te sugiero que si volvés a comentar acá sea para volcar una opinión personal.

Cinzcéu dijo...

Esa noticia que enlazaste es un festín. Desde "los oficiales son alertados de que al costado de la carpeta asfáltica [???] había un joven muy golpeado cuya vestimenta identifica a los floggers" hasta "era un excelente chico, que ayudaba a su papá en lo que podía. Había pasado a 5° año sin llevarse materias [???]".
Al buenazo de Rodríguez lo han despedido hace tiempo y han puesto en su lugar al Cabo Floggeríguez, para servir y proteger a los que ayudan a su papá y no se llevan materias, cosa que (sólo esos) no terminen al costado de una carpeta asfáltica... y sin deber materias.
Tenés ejemplos como para varias entradas; sólo te recuerdo el frío rigor del almanaque y el horror vacui que neuróticamente comparto.
Abrazo.

1+ dijo...

Cinzcéu: el hastío generalizado puede más que el horror vacui, así que allá va febrero... Además, dicen que a las fobias hay que desafiarlas, ¿o no? Un abrazo.