jueves, octubre 27, 2005

Just do it!

Hoy escuché en la radio, mientras trabajaba, un comentario acerca de que el vicepresidente yanqui había pedido a su congreso la legalización de la tortura. Quedé bastante impresionado, así que al regresar a casa busqué más información on line. Después de saltear las noticias destacadas (como que Vélez ganó en México y que aquel mismo gobierno dio el visto bueno a la seguridad en Mar del Plata) encontré el título por allá lejos, junto a uno que declaraba que un perro había mordido a un niño en algún lugar del mundo.

Mi sorpresa aumentó al enterarme de que no era una iniciativa para modificar la legislación vigente sino una solicitud excepcional sobre un proyecto de ley que se está tratando... Lo que yo entiendo: la tortura no está, hoy en día, penalizada en el estado que es amo de la mitad más uno. Además, parece que hay una extraña diferencia jurídica entre la tortura y el "trato cruel, inhumano y degradante" a los detenidos. Quizás algún lector ducho en derecho pueda ayudarme a comprender, es demasiado sutil para mí.

Lo que quiero expresar ya lo dijo Eric Hobsbawm en el prólogo a su "Historia del siglo XX". Cito: No pasamos por alto el hecho de que la tortura o incluso el asesinato han llegado a ser un elemento normal en el sistema de seguridad de los estados modernos, pero probablemente no apreciamos hasta qué punto eso constituye una flagrante interrupción del largo período de evolución jurídica positiva, desde la primera abolición oficial de la tortura en un país occidental, en la década de 1780, hasta 1914.

5 comentarios:

Cinzcéu dijo...

Cuando decimos que va a llover es porque va a llover. Mejor no digo más nada porque esto es un comentario y no un manifiesto. Voy a buscar la noticia del perro...

Grismar dijo...

...

el perro dijo...

Notas de pagina/12 del día de hoy. Declaraciones del embajador norteamericano sobre las protestas por la visita de Bush:
"(es importante) que los ciudadanos tengan el derecho de expresarse en democracia (...) pero la violencia es algo que no corresponde".
Más adelante, declaraciones del mismo funcionario, acerca de la prohibición para torturar prisioneros:
"la tortura, en ciertos casos, es un debate que en una sociedad democrática se discute y el que decide es el Congreso (...)".

Las manifestaciones violentas no corresponden, pero la tortura se puede debatir??????

1+ dijo...

No entendés el sistema democrático: Una cosa es putear a un anglosajón protestante y otra torturar a un árabe musulmán.

Grismar dijo...

A mí me quedó claro, la tortura se debate en sociedades civilizadas y en el sagrado recinto del Congreso, así que ningún árabe puede venir a quejarse de ser parte de semejante expresión democrática, deberían sentirse agradecidos.