sábado, abril 21, 2007

Abstracción a brocha gorda

Leo acá que Transportes de Londres tiene una cuadrilla que se dedica a limpiar graffitis y parece que dicha cuadrilla le aplicó una gruesa capa de pintura negra a un mural de Banksy... Algo muy lamentable pero no tan grave; lo que sí es grave es que el vocero de esa entidad justifique el hecho diciendo que su personal está conformado "por profesionales de la limpieza y no por críticos de arte" ya que no creo que haya que ser crítico musical para diferenciar entre un arpegio y un pedo. Espero que esa cuadrilla nunca pase por la capilla sixtina, porque allá por el renacimiento un tal Miguel Ángel le llenó de graffitis el techo.

El vocero continúa recordándonos que los graffitis (enunciación tan amplia como sería los posts) crean una "atmósfera general de negligencia y decadencia social que promueve al delito" y que "no tenemos intención de cambiar esta política porque hace al sistema de transportes más seguro [¿?] y más placentero para los pasajeros". Yo supongo que cada pasajero debería saber por sí mismo qué le causa placer. En mi caso prefiero un buen dibujo a un paredón vacío, como prefiero cualquier poema, por malo que sea, a una página en blanco; pero él debe saber mejor que yo lo que me conviene.

Los "profesionales de la limpieza" nos invaden. Esta anécdota refiere a la rama de los que se dedican a las paredes pero los hay de todo tipo y últimamente se están haciendo notar también en este medio: los blogs, internet o como se llame esta cosa.

3 comentarios:

Cinzcéu dijo...

Breve, conciso y excelente post (o como esto se llame). Agradezco el enlace a Banksy de quienes no tenía noticia. Estuve recorriendo su outdoors work y me pareció extraordinario. Vistos sus temas, sus modos y su evidente parada política no me extraña que borren una o dos obras sino que no limpien todos y les den 100 años de cárcel.
El graffiti/ mural que acaba de borrar Transportes de Londres muestra a esas caricaturas de asesinos a sueldo de la mafia que protagonizan Pulp Fiction. No pude dejar de recordar que esos dos, por impericia y arrebato, matan a un tipo dentro de su auto y se ven obligados a encubrir su error. Llaman entonces a un experto, Mr. Wolf (Sr. Lobo), un experto cleaner (profesional de la limpieza) que les indica lavar el interior del auto mientras él duerme la siesta. La historia se repite, primero como tragedia, después como farsa... aunque por ahí es al revés. Estos farsescos cleaners (los de paredes, los de internet, los de bares, todos) son más peligrosos que mono con navaja. Me quedo con rata con taladro que es el emblema de Banksy.
Un abrazo (y perdón por lo extenso).

Grismar dijo...

Yo tampoco conocía a Banksy, y me quedé con la misma impresión que Cinzcéu, extraordinario.
Me recordaste algo que pasó en la escuela industrial Nº1, Albert Thomas, de La Plata, hace algunos años los alumnos la llenaron de graffitis, que iban desde el payaso de Almendra hasta la cara del Che, cuando cambiaron de director el nuevo decidió que los alumnos se concentran mejor en el estudio si la escuela está "limpia", y cubrió todo con una grotesca capa gris. En pocos días habían vuelto a cubrir con graffitis (con un paredón especial en honor a los desaparecidos) y la leyenda "olé olé, olé olá, la escuela es nuestra, te la bancás, y si lo tapan lo volvemos a pintar". Terribles esos chicos que crean una atmósfera general de negligencia y decadencia social que promueve el delito. Un beso.

vitore dijo...

Viendo las cosas que pinta Banksy, es extraño que unos empleados de limpieza hayan creido ver una simple pared pintarrajeada por muy poco expertos en arte que sean. ¡Cuántas de sus obras serán atacadas!. ¿Habéis visto como unos vándalos pintaron con spray negro una de sus obras; la de los policias besándose?. Abrazos.