domingo, agosto 05, 2007

Carteles

Ya me he referido en otras oportunidades y en este mismo sitio al jefe de Seguridad e Higiene del lugar donde trabajo. El puesto fue creado cuando ingresó esta persona y en una organización en crecimiento que ya ha alcanzado importantes proporciones es necesario; siempre y cuando sea para ocuparse de la seguridad y de la higiene y no para dedicarse a boludeces y romper reverendamente las pelotas, únicas funciones que aparentemente cumple. Tal vez el hecho de que sea un "jefe" sin personal a cargo haga que sus neurosis tengamos que sufrirlas en todos los sectores. Entre otras, el tipo parece tener una maniática obsesión por los carteles: carteles de todo tipo y para todos los gustos, enormísima cantidad de carteles que van cubriendo toda superficie disponible y logrando, paradójicamente, que debido a su abundancia nadie les preste atención. Eso sí, son carteles "profesionales", nada de esas improvisaciones que solíamos hacer antes de su llegada, cuando imprimíamos con el word "Si se sirve el último café prepare otra jarra" y lo pegábamos en la pared con cinta scotch. Éstos son de grueso acrílico con material autoadhesivo en el dorso, resistentes y carísimos (yo veo las facturas). Es cierto que a mí no me incumbe la manera en que la empresa decida gastar su dinero, pero preferiría un modesto aumento de sueldo a la compra de cartelitos total y absolutamente innecesarios.

Acá presento una muestra del tipo de cartel que más abunda. No creo que ni yo ni mis compañeros (toda gente grande) pudiéramos confundir nunca a un matafuego con un buzón, a pesar de ser ambos cilindros pintados de rojo, máxime cuando detrás del objeto se ve la llamativa y reglamentaria chapa- baliza con las instrucciones para su uso. Así y todo un letrero con la palabra "matafuego" llegaría a justificarse si, en un caso de emergencia, alguien olvidara cómo se llama la cosa, como en Macondo durante la enfermedad del insomnio; pero la representación gráfica me supera ampliamente. Ya en la primera infancia aprendí a encastrar el cuadrado en el cuadrado y el círculo en el círculo, ¿a qué viene ahora este nuevo test de asociación? @ = @ y # = #.

Sin embargo mi cartel (o par de carteles) favorito se encuentra en la puerta de un baño de reciente habilitación. Las tradicionales y esquemáticas figuras del hombre y de la mujer se idearon para baños de uso exclusivo para unos u otras, pero ¿si este es de uso indistinto qué sentido tiene colocar ambas juntas? ¿Será acaso una advertencia dirigida a perros y a gatos en el sentido de que sólo se permite el acceso a seres humanos? ¿Debo conjeturar, tal vez, que se pretende que el baño sea utilizado en pareja y que no estaría bien visto su uso en solitario?


Me surgen estas y muchas otras preguntas, pero no las elevo a la instancia correspondiente porque temo que me contesten con un tercer cartel explicativo y, sobre este, un cuarto que indique, flecha mediante: CARTEL EXPLICATIVO.

5 comentarios:

.:. chirusa .:. dijo...

será la forma de justificar su existencia...
Se lo ve muy atento a la prevención de enfermedades profesionales y de accidentes de trabajo...
Me pregunto si se ocupará también de reponer los rollos de papel higiénico...

Cinzcéu dijo...

Un desastre el cartel de los baños. Primero, no dice "Baños" (aunque sería más preciso "Letrinas", "Excusados" o "Retretes") y podría confundirse con la salida de emergencia para ambos sexos. Segundo, la figura en polleras podría ser un travesti o un escocés y la otra, una dama (o un travesti o un escocés) en pantalones. A propósito, estoy buscando laburo de Jefe de Carteles Acrílicos, preferentemente bien pago, part-time y sin personal a cargo. Si sabés algo, decime. Un abrazo.

Grismar dijo...

Hace poco estuve en una clínica y mientras esperaba me entretuve leyendo carteles, en especial uno que se repite en cada pasillo y sala de espera, de unos 2 m2, cuyo encabezado dice "Qué hacer en caso de incendio". Traté de imaginarme en medio del fuego leyendo los prolijos 12 ítems que me explicaban cómo respirar, cómo caminar, hacia dónde, etc. Luego me dije "no seas turra, la gente los lee como yo, mientras no hay fuego", entonces pasé la siguiente media hora observando a los pacientes esperadores, y no vi uno sólo que le dedicase una mirada a dichos cartelones (también de grueso acrílico). Supongo que cumplen con creces la ley famosa desde Cromagnon que indica que debe haber carteles.
Sólo una duda ¿allá en porteñilandia aún existen esos buzones cilíndricos rojos?. Un beso.

1+ dijo...

Chirusa: de los accidentes de trabajo se ocupa... de negarlos. Hace poco un pibe de mantenimiento se lastimó una rodilla porque se llevó puesta una puerta por distraído, y me contaron que él porfiaba que ese accidente no era "de trabajo", como martillarse un dedo, porque no estaba relacionado con su actividad específica... Una joyita el tipo. Un beso.

Cinzcéu: si sé de algo te aviso, pero tendrías que presentar un título de ingeniero como ostenta este quía. ¿Puedo decir que te recibiste en una inexistente universidad alemana? Un abrazo.

Grismar: no, en Bs As ya no hay buzones en las esquinas, si alguien quiere enviar una carta en papel (cosa que pocos hacen) debe dirigirse a la oficina comercial de una empresa privada. Que haya usado esa analogía delata que estoy viejo, pero igualmente habría que prever que un viejo como yo no intente echar una carta dentro de un matafuego, ¿no?
Con los carteles para caso de incendio me hiciste recordar (creo recordar) que Kubrick, en "2001", incluye una brevísima escena en la que alguien va apurado al baño de una nave espacial y encuentra un cartel con una larga lista de instrucciones sobre cómo utilizar los sanitarios en el vacío... y volvemos otra vez al tema de los baños y los carteles, jajaa. Un beso.

Vitore dijo...

Pues no está tan mal la figura del Jefe ese de Seguridad e Higiene de tu empresa. Imaginá que voy a trabajar allá a tu tierra y como acá en España a los matafuegos los llamamos extintores, pues sin duda yo no sabría como apagar (o matar) el fuego que devorase la oficina. También genial el del baño mixto o en pareja o hererosexual o lo que quiera decir el cartel ese de dios. Un abrazo.