miércoles, abril 26, 2006

Heleno-creacionismo

Ante el auge en cada vez más países occidentales del Creacionismo, que consiste en manipular la geología, la arqueología y las ciencias en general para que coincidan con el Génesis bíblico (El mundo fue creado en seis días, Eva salió del costillar de Adán y los dinosaurios se extinguieron porque no cabían en el arca) propongo como variante intentar lo mismo con los mitos griegos, que teniendo igual fundamento científico son mucho más entretenidos. Veamos:

En el principio era Caos o la Abertura, una nada indefinida que lo era todo. No sé sobre qué podía "abrirse" lo único que existía pero alguna premisa tenemos que aceptar... cuestión de fe. El comienzo de algo fue el surgimiento en el seno de Caos de Gea, la Tierra. También surge Eros, especie de Voluntad Universal de LLegar a Ser (véase Vonnegut) o impulso primordial de reproducirse del modo en que Caos había producido a Gea. Entonces Gea saca de sí a otras dos entidades: Ponto, el Agua, y Urano, el Cielo. Ahora bien, Urano tiene la misma forma y tamaño que Gea y sobre cada porción de ella hay su correspondiente porción de él. Urano, tendido sobre Gea, la cubre totalmente y no hace otra cosa que fornicarla. Los hijos que va produciendo esta unión, la primera generación de dioses, quedan atrapados en el vientre de su madre que no puede parir debido a la cópula ininterrumpida. Aunque Gea es tan grosa que logra albergar en su interior a tan nutrida concurrencia está que trina con esa situación y le reclama a su prole que la ayuden a deshacerse del pesado de su padre. Cronos acepta el desafío y desde dentro de la madre toma el miembro viril de Urano y se lo corta de un guadañazo. El Cielo pega un salto descomunal y se queda para siempre colgado en las alturas (y no es para menos). Por lo tanto este acto fundacional da comienzo al mundo, ya que antes sólo existían fuerzas elementales: tierra, cielo o agua, pero no había un espacio donde se pudiera desarrollar la historia. Al lograr que su padre se separe de su madre Cronos crea este espacio y también el tiempo, que recién entonces puede empezar a correr, de ahí que él sea el dios del Tiempo. (Sobre esa interrelación entre espacio y tiempo consultar a Einstein, Albert)

Como ven hasta las teorías del más célebre científico del siglo XX apoyan este programa, que pienso comenzar a difundir a partir de ahora. Ya sé que sus detractores dirán que enseñar esto en la escuela podría aumentar el número de padres castrados a manos de sus hijos pero ¿qué pasa con Caín y Abel, eh? (A esos que dicen que descendemos del mono ni siquiera me dirijo: falta que digan que los terremotos se deben a fallas tectónicas y no a la ira de los dioses)

PD fuera de joda: El notable avance del "creacionismo" me parece realmente preocupante... ¿Iremos en camino a una nueva Edad Media (con satélites orbitales y armas de destrucción masiva pero Edad Media al fin)?

5 comentarios:

Cinzcéu dijo...

Pero, ¿en qué momento salió Cronos del seno de Gea (por no usar una expresión más grosera) para ir a buscar la guadaña? Fuera de joda, el avance del "creacionismo" es muy, muy preocupante, son los idiotas que hoy dirigen el mundo. Un abrazo.

Grismar dijo...

A mí no me preocupa tanto cómo consiguió la guadaña sino qué usos se les habrán ocurrido después para una de ese tamaño.
Dentro de la Gran Joda, el avance del creacionismo tiene un enemigo mortal: la National Geographic. El esfuerzo de Natgeo por destruir uno a uno los mitos creacionistas y convencernos de que todo es como ellos lo ven es admirable.

maun dijo...

Cronos hizo terapia por el tema del Edipo y ahora la familia no le da ni la hora. No cambió mucho la historia, porque Gea sigue siendo fornicada por medio planeta y cada vez está mas destruida pobre.....Más allá de que todo es mitología, todos sabemos que la humanidad llegó desde París no???
Saludosss!!

vitore dijo...

Por aquí por las Españas, andamos a vueltas con una ley que va a proteger a los monos; no vaya a ser que sean primos nuestros y de Eva y de Gea y de Cronos y hasta del Papa, lo quiera o no.

El Mono Sapiens dijo...

Excelentísimo texto. Pero no seré yo quien descrea de la teoría monística española...