jueves, noviembre 08, 2007

Apaguen los parlantes

Según dicen el cine nació en 1895 cuando los hermanos Lumière, burgueses de Lyon, filmaron con un novedoso aparatejo a los obreros que salían de su propia fábrica. Yo creo que nació después, cuando se empezó a utilizar esa herramienta para narrar historias. Desde entonces nos ha ofrecido sencillas y tiernas comedias románticas, durísimos y necesarios dramas testimoniales, supuestas fantasías futuristas que denuncian el presente y exposiciones oníricas que nos acercan un poquito más a nosotros mismos. Y también efectos especiales, sonido cuadrafónico, animación computada y todo eso, pero básicamente me parece que son menos importantes estas cosas que aquellas.

La quimera del oro
Charlie Chaplin, E.E.U.U., 1925


El acorazado Potemkin
Sergei Einsenstein, U.R.S.S., 1925


Metrópolis
Fritz Lang, Alemania, 1927


Un perro andaluz
Luis Buñuel, Francia, 1929

11 comentarios:

.:. chirusa .:. dijo...

Me había resistido al cine mudo, hasta que una noche me enganché con una película (fue como la primera vez que vi un ballet) o escuché una ópera... después, no podés parar...
Tu elección, de lujo.

.:. chirusa .:. dijo...

se me piantaron los paréntesis (pero vas a entender igual)

Vitore dijo...

Lo de no querer ver películas mudas es tan idiota como no querer ver una película con voces y sonido porque está en blanco y negro. Pero como se suele decir: hay gente para todo. Un abrazo.

.:. chirusa .:. dijo...

vitore, que forma tan sutil de llamarme idiota, quedé fascinada, y sí, hay gente para todo (afortunadamente) :)

1+ dijo...

Chirusa: antes que nada, malinterpretás al bueno de Vitore que es el caballero más caballerosamente caballerístico que he conocido en esta caballeriza que es internet, te aseguro que su comentario no se refiere de ningún modo al tuyo.
Ahora sí: a mí me gusta el buen cine, mudo o sonoro, y lo que me parece realmente admirable es lo que lograban estos directores y otros tantos con los primitivos recursos de hace... ¡80 años! Un (beso e)ntre pa(rént)esis, jaja.

Vitore: tu comentario me hizo recordar que hace mucho le llevé a un compañero de trabajo que decía gustarle mucho cierto grupo de rock un cassette pirata grabado en vivo que contenía unas cuantas canciones inéditas y poco conocidas; al día siguiente me lo devolvió y le pregunté qué le había parecido, su respuesta: "No lo escuché porque tiene mal sonido"... ¿? Un abrazo.

Cinzcéu dijo...

Yo no puedo disfrutar de estas secuencias porque no tengo banda ancha y me tardan año y pico en cargar... (Yo no puedo disfrutar, ¿me escucha, Dr.?, ¡eh!, ¿me escucha?... jajaja).
Volviendo al tema, creo que el cine mudo embola, divierte y/o apasiona tanto como el sonoro, el technicolor o el sensoround. Lamentable no verlo sólo por no sintonizar con la última tecnología (¿por eso remasterizan y digitalizan todo?). En tu acertísima selección de géneros y estilos te quedó afuera un maestro de maestros: el enorme Buster Keaton. A ése siempre vuelvo a verlo de punta a punta, cualquiera sea la calidad de imagen.
Un abrazo.

Cinzcéu dijo...

Acertísima: Barbarismo por acertadísima.

Grismar dijo...

Para no repetir lo que ya han dicho, derivo. Hay una camada de cinéfilos, críticos e intelectualoides varios que rinden culto del cine mudo, y el único parámetro de valor es su mudez, suelen ser los mismos que denigran todo lo que provenga de Hollywood pero aman el cine checo o polaco, no importa si es un embole o una maravilla, compran en bloque. Excelente selección. Un beso.

1+ dijo...

Cinzcéu: una pena que no puedas disfrutar, tal vez deberías contratar banda ancha y pagarla con una tarjeta del Banco Francés...
Falta el gran –enorme- Buster Keaton, es cierto. También faltan Murnau y su "Nosferatu" (género que jamás me sedujo) y seguramente muchos más: ¿ya existiría el cine japonés en la década del 20? Supongo que sí y que debía ser bastante distinto al occidental, pero lo desconozco. Un abrazo.

Grismar: esos fanáticos de lo mudo por lo mudo mismo deben detestar el homenaje de Mel Brooks en su "Silent Movie", porque hay un actor que sí dice una palabra: Marcel Marceau. Un beso.

Vitore dijo...

Para .:.chirusa.:.

No sé si me creerás o no, pero como dice 1+ (aunque no sé si soy el caballero más caballerosamente caballerístico,,etc, etc) no quería ni llamarte idiota, ni en sí llamárselo a quien elija ver o no ver una cosa o escuchar o no escuchar otra. Y como hay gente para todo, estamos los que llamamos idiota a la gente sin querer por no leer y hasta por no pensar. ¿Me perdonas? ;)

.:. chirusa .:. dijo...

vitore...
pero no hay nada que perdonar porque no me ofendí.
No viste mi sonrisa al final del comentario?
Como te dije por email, hasta lo tomé con humor... y ya me había olvidado
Venga un abrazo! :)


(los comentarios deberían ser por voz ;) )