martes, febrero 28, 2006

Historia III

[Viene de acá]

13

Así se llega a festejar el Centenario
–el Jubileo del Emporio de la Vaca–
donde la élite entre pitos y matraca
se autoagasaja en un festín estrafalario.

Sin embargo el oligarca más obtuso
comprendió que el nuevo siglo era otra era
cuando la guerra puso fin a una quimera
y provocó la explosión del pueblo ruso.

Con la ampliación del padrón electoral
se había creído que ceder valía la pena
si mantenía a la chusma sosegada.

Pero la opción conservadora o radical
daba lo mismo a los huelguistas de Vasena
y en el Sur a la misérrima peonada.

14

El novedoso populismo de Yrigoyen
fue demasiado en el Colegio Militar
y en el Jockey: "Un exceso hacer votar
a esas bestias que repiten lo que oyen".

Por eso vino el golpe y luego el fraude
y una década con el rótulo de infame
porque no hay mejor manera en que se llame
a un impostor o la comparsa que lo aplaude.

Mientras la crisis de los yanquis se extendía
por el mundo colonial y dependiente
la masacre devastó otra vez Europa.

La coyuntura desbordó a la hipocresía
y abrió camino a un arriero diferente
que premiaba con azúcar a la tropa.

15

Sigue una época de bombo y demagogia
en que la radio repite hasta el hartazgo
la apología de un sublime liderazgo
y amenazas para aquel que no lo elogia.

Para el obrero hubo un notable desarrollo
mientras la escuela actoral de Mussolini
ponía ribetes de comedia de Fellini
a un sainete que hasta entonces era criollo.

Los seis años al final se hicieron diez
y no doce –a pesar de aquella enmienda–
por las fuerzas que sumó la oposición.

De esa etapa el folklore es un buen juez:
quedó Evita idealizada en la leyenda
y una marcha cantándole a Perón.

16

La alternativa que empezó con la arrogancia
de declararse –¿cuándo no?– libertadora
prometió como siempre una mejora
aunque su impronta se vería a la distancia.

Pero así como el fraude era obsoleto
la proscripción se mostró pronto inviable
y con Frondizi y con Illia fue culpable
de que el poder no se les diera por completo.

La libertad de maniobra se hizo estrecha
ante un símbolo –que era pura carne y hueso–
reivindicado por la triple a y los montos.

El viejo vino y falló por la derecha
y tras su muerte se emprendió un duro "proceso"
para obtener una república de tontos.

17

La razzia se volvió indiscriminada
y el sadismo estatal llegó a su cumbre
aplicando a las torturas de costumbre
una técnica mucho más sofisticada.

Hipnotizado por la luz de la pantalla
el pueblo se creyó campeón mundial
y después vitoreó como triunfal
un deplorable conato de batalla.

Cuando acabó todos los jefes militares
debieron irse con el rabo entre las patas
porque no habría "nunca más" perdón ni olvido.

Pero el destino deparaba otros azares:
las pretensiones de seguir no eran sensatas
y el homicidio obediente fue debido.

18

Tras las forzadas transiciones de Alfonsín
la política encontró un nuevo mesías
que como estaba de moda en esos días
privatizó hasta el más recóndito confín.

Vendió todo –si no el alma acaso un hijo–
y fue sincera su sonrisa payasesca
porque dice el refrán que hay mejor pesca
cuando el río es un tremendo revoltijo.

A los que habían disfrutado las migajas
les costó sobrellevar el fin de fiesta
al tener que despertarse del hechizo.

Alguien ya nos enseñó las desventajas
de confiar en un tahúr y en una apuesta
perder todo el país: Menem lo hizo.

Epílogo

Este fue el cuento –palabras más o menos–
de la ciudad del tango y del lunfardo
en la que el río no es plateado sino pardo
y es difícil respirar los aires buenos.

Ahora es autónoma aunque la General Paz
es sólo un límite legal pero es más grande
y más monstruosa a medida que se expande
como un engendro urbanístico voraz.

Si buscamos moraleja en esta historia
tal vez sea que las cartas vienen dadas
y lo último en perderse es la esperanza.

Pero nosotros las jugamos de memoria
y después de tan grotescas quijotadas
despreciamos al humilde Sancho Panza.

Febrero / mayo 2004

6 comentarios:

Cinzcéu dijo...

¡Ex-ce-len-te! Sólo lamento que no llegue hasta 2006 (sí, ya sé, es Historia) y nos prive de rimas con De la Rúa (garúa, cafúa, etc.). Un abrazo.

Grismar dijo...

Genial, 1+. No pierdo la esperanza de que De la Rua, el corralito, los caceroleros, la represión de diciembre, Kosteki, Santillán,5 presidentes en una semana, el cabezón y K te inspiren algún día. Un beso.
(¿el cuento de la ciudad del tango y el lunfardo? yo leí bastante más que eso)

El Mono Sapiens dijo...

¡¡¡¡Brillante!!!! Un laburo de aquellos. Con rigor histórico pero, sobre todo, una gracia típica ya de 1+.
La biblia de Vox Dei, Instituciones de Sui Géneris, el Eternáuta, y ahora otro clásico: ¡la historia argentina del Guiño! Fuera de joda, estas joyas me hermanan a vos más de lo que puedo expresar en un pedorro comentario. Hay algo en la forma de narrar que me hace sentirte cada día más mi amigo (virtual o como mierda se quiera llamar). Claro que también interesa el contenido...
Alguien tenía que haberlo escrito. Lo ha hecho 1+ y me quedo tranquilo.

maun dijo...

Decidí comentar finalmente, aunque siempre leo los post, y es que merece el elogio sin duda, felicitaciones realmente!!!
Saludos.

1+ dijo...

¡Bienvenida, Maun! Hoy entré por primera vez a tu blog y me gustó: volveré y leeré millones (de tus posts)

Fede dijo...

Si me permite, mi estimado, le comento después de más de dos años. Es que recién encuentro esta joyita, linkeada en su último posteo. ¡MUY bueno! Felicitaciones. Lo haré circular.