jueves, enero 05, 2006

Motivos desconocidos

Desde un café en el que suelo pasar algunos ratos (el de aquel anochecer) se ven, en la esquina opuesta, dos enormes paneles destinados a exhibir publicidad. Hace tiempo me invitan a comprar distintos productos o a votar a determinados políticos pero estos últimos días están vacíos. Lo llamativo es que esa blanca superficie, similar a una doble pantalla de cine, continúa siendo iluminada por potentes reflectores durante toda la noche.

Me pregunto: ¿Invitación al juego "Imagine su propio anuncio"? ¿Alegoría sobre la vacuidad del mundo publicitario? ¿Metáfora de la vacuidad del mundo mismo y todo? ¿Monumento simbólico al derroche o simplemente ineficiencia de alguna persona como vos y yo?

3 comentarios:

Grismar dijo...

Quizás es publicidad de Edenor.

Cinzcéu dijo...

Creo que la pantalla iluminada y vacía publicita el espacio publicitario en sí: si apagan las luces, ¿a quién van a convencer de que publicite? Igual la opción de la ineficiencia siempre me parece probable.

El Mono Sapiens dijo...

Como hace rato que no entraba por falta de tiempo y desastres varios (que por suerte han dado frutos positivos e inesperados) no le he dejado a nadie mis felicidades y esas cosas. Pero voy a lo que más me interesa. He leído todos los artículos que me faltaban y me han gustado muchísimo. Me es muy importante reencontrarme con ese estilo tan tuyo y tan porteño. Aunque nos venza el calor o los problemas, no dejes de escribir aunque sea cada tanto. Con sinceridad, valoro y agradezco el refrescarme en tus cuidadosos regalos literarios.
En realidad quería expresar que me siento orgulloso de contarte entre mis amigos (y no quería que sonara cursi). Pero muchísimas de las imágenes con las que jugás, me cargan las baterías y las neuronas. Un gran abrazo.